Identidad

Sobre la violencia

Reflexiones de Carlos Díaz en respuesta a una consulta sobre el tema.

  1. Toda violencia, por el mero hecho de darse, es perversa. Nada impide que ella sea susceptible de gradación.
  2. Toda violencia lo es,ya sea de pensamiento, palabra, obra u omisión. Nada impide tampoco su gradación.
  3. Toda violencia es relacional, ya que las palabras (o los silencios) son pares de palabras.
  4. Quien se violenta a sí mismo violenta al tú sodalicio que siempre le acompaña, pues todo yo (incluso el unipersonal) es yo-y-tú.
  5. El yo dualde la pareja también lo es en reciprocidad: quien violenta al tú se violenta de algún modo a sí mismo.
  6. El yo que daña a su entorno parentalse violenta a sí mismo por idéntico motivo, pues el prójimo es el próximo, el cercano, aquel por el cual sufro cuando él sufre.
  7. El yo social remoto ("la" sociedad en general)   es violentador y violento por los mismos motivos que lo es el yo: la sociedad misma paga sus impuestos para organizar ejércitos, etc, siempre represivos. Muchas veces los menos violentos son los que más impuestos pagan para paliar los efectos de los más violentos; la violencia social es cara e injustapara cada buen ciudadano, para cada buena familia, para cada buena persona.
  8. La violencia repercute intergeneracionalmente, pues las violencias de las generaciones anteriores disparan exponencialmente las de las generaciones venideras, de este modo cada más incapaces de normalizar sus vidas.
  9. Todas las violencias llevan al olvido de los valores humanos mismos, llegando a una inversión axiológica tal, que lo malo parece bueno e incluso lo doblemente malo, doblemente bueno.
  10. No basta con combatir la violencia preconvencional (del supuesto mero "yo") ni con frenar la violencia convencional (familiar, grupal), es necesario plantearse la cura a nivel postconvencional: pacíficos todos para uno, pacífico uno para todos. 
  11. Las terapias meramente preconvencionales o convencionales al usoson terapias yatrogénicas, en la medida en que introducen males mayores queaquellos que pretenden curar.
  12. La terapia de la violencia en general (y desde luego la de Adán contra Eva o a la inversa) puede ser rentable a corto plazo para los terapeutas al uso, pero de ningún modo para la entera sociedad.
e-max.it: your social media marketing partner